¿Es buena idea pedir un préstamo rápido para la cuesta de enero?

La temida cuesta de enero es inevitable tras los excesos navideños. Se trata de uno de los momentos del año en el que hay que afrontar mayores desembolsos de dinero, ya sea para abonar facturas pendientes de los regalos navideños o para hacer frente a pagos de servicios que se cargan una vez al año, como sucede con algunos seguros de vida.

Cabe preguntarse si es una buena idea solicitar un crédito rápido para hacer frente a la cuesta de enero. La respuesta dependerá de nuestra situación financiera particular. No es lo mismo tener una necesidad puntual de dinero extra, ya sea por problemas de liquidez en el caso de autónomos, o por no haber cobrado alguna factura que se nos adeude, que estar en la temida lista ASNEF y deber mucho dinero a varias entidades financieras, con elevados intereses de mora.

Y es que, en caso de que no nos veamos en condiciones de poder hacer la devolución del importe solicitado, podemos terminar cayendo en un pozo del que será prácticamente imposible salir.

Si te has decidido y crees que un préstamo rápido puede solucionar tu cuesta de enero sin grandes complicaciones, entonces dispones de varias opciones, que detallaremos a continuación.

Una de ellas es recurrir a la tarjeta de crédito, aunque no es la más recomendable. Normalmente los intereses que se cobran rondan el 25 % y no son, ni de lejos, la opción de financiación más barata.

Otra opción son los préstamos que ya están preconcedidos por los bancos de toda la vida. Accede a tu cuenta de banca online y comprueba si tu entidad te ofrece algún préstamo. Esta es, sin duda, la mejor opción. Actualmente, los intereses que cobran los bancos rondan el 5 % (un ahorro de casi 20 puntos porcentuales).

En el caso de los funcionarios especialmente, aunque también en el de los trabajadores por cuenta ajena, existe la posibilidad de solicitar un adelanto de nómina. En función del grado de vinculación que tengas con tu banco, podrás obtener mejores o peores condiciones. Cada caso es un mundo, así que pásate por tu sucursal bancaria e infórmate bien.

Y, por último, está la opción de recurrir a empresas de venta de objetos. Al calor de la crisis económica, han surgido muchas en casi todas las localidades del país. Puedes llevar objetos que ya no desees (móviles antiguos, videoconsolas que no uses, electrodomésticos, etc.), te los tasarán y te pagarán al contado. Lo malo es que no suelen pagar demasiado, aunque si la otra opción consiste en dejar muerto de risa un objeto en casa, tampoco es tan mala opción venderlo para librarse de la maldita cuesta de enero.

5 comentarios sobre “¿Es buena idea pedir un préstamo rápido para la cuesta de enero?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *