Préstamos urgentes

El pésimo momento económico que azota a nuestras familias hace que una de las maneras de financiarse más buscada sea la de los préstamos urgentes. Derivados de los créditos personales caracterizados por qué se obtiene el dinero a los pocos días o incluso en unas cuantas horas, con unas tramitaciones realizadas o bien por teléfono o bien directamente desde la Red.

Los plazos en los que pueden devolverse estos créditos pueden oscilar entre los tres y los siete años. Estos préstamos urgentes ofrecen como gran beneficio su extrema rapidez, puesto que una vez la solicitud recibe la aprobación, el cliente puede recibir su dinero en la cuenta bancaria que indique en menos de un día.

No es oro todo lo que reluce, los préstamos urgentes suelen tener una serie de inconvenientes que no pueden desdeñarse, como unos tipos altísimos o el hecho de que algunas financieras requieran a partir de cierta cantidad, la presencia de un avalista crediticio, que podría tener que respaldar con un inmueble en propiedad.

Normalmente, los préstamos urgentes no son créditos otorgados ni por las cajas de ahorro ni por los bancos al uso. Los documentos y los requisitos exigidos por las financieras para rechazar o aprobar cada una de las solicitudes hace que una de sus principales cualidades de este producto sea la inmediatez.

Las financieras son las que dirigen el cotarro. ¿Qué consejo dar a los que buscan financiarse a través de una financiera? Pues lógicamente sólo acudir aquellas que cuenten con un labrado prestigio y con una gran trayectoria en el mercado financiero. Encarecidamente se recomienda también la revisión meticulosa de las condiciones en las operaciones de capitales privados.

El no poder afrontar un pago puede acarrear gravámenes excesivos y originar deudas totalmente desorbitadas así que cuando se decida contratar uno de estos créditos urgentes con una entidad financiera es muy aconsejable centrarse en los intereses por mora así como por las comisiones originadas tras las reclamaciones por impagos.

Dinero instantáneo y veloz, mediante la Red o en oficinas de entidades especializadas. Son muchos los que solicitan este servicio y logran obtener al momento el dinero urgente que tanto necesitan en su cuenta bancaria.

El atractivo principal de estos préstamos urgentes es la ausencia de la burocracia estándar, así como de unas facilidades de contratación (Internet). Actualmente se puede solicitar uno de estos créditos rápidos, sin comisión alguna, libre de papeles engorrosos y sin mayores problemas.

¿En ASNEF, RAI o registros de morosos similares? No es un impedimento insalvable: estos créditos urgentes pueden ser concedidos. Tras rellenar su solicitud, al poco tiempo (24 horas de media) se le da una contestación y en un plazo máximo de dos días naturales dispone del dinero pedido en la cuenta. Tendrá, eso sí, que aportar algún recibo mensual, junto con un extracto del banco para que puedan estudiar su estado actual.

Resumiendo, los préstamos rápidos se caracterizan por ofrecer la posibilidad de poner al alcance de gente que atraviese dificultades económicas temporales una pequeña cantidad de dinero a una tasa de interés moderada para que pueda solucionar ese problemilla sin grandes sobresaltos.

Para que la gestión de estos préstamos sea ágil para el cliente que los necesite, los bancos y otras entidades de finanzas disponen de estudios de preconcesión de sus clientes de tal manera que saben en todo momento a los se les puede otorgar un crédito rápido, así como qué cantidades concederles.

Los préstamos rápidos son de alto riesgo para la entidad que los concede. Por consiguiente, se pueden obtener sin necesidad de aval con ningún activo como garantía. Los créditos personales se aprueban sobre la única base de sus ahorros y/o ingresos mensuales. Lógicamente, no se extrañe de que los tipos de interés sean más altos que los normales, al no haber garantía total para la parte que concede el dinero.

Una vez que la información personal del cliente queda validada, el crédito es aprobado. Por último, las personas con historial de morosidad (ASNEF, RAI) no pueden por lo general solicitar estos préstamos sin grandes dificultades (aunque si se busca bien por Internet pueden encontrarse préstamos estando en ASNEF).

NO TE PIERDAS...  Préstamos rápidos sin aval

¿Interesado en adquirir un préstamo urgente?

Si presentas algunas deudas y deseas salir de ellas rápidamente, adquirir un préstamo urgente puede ser una buena opción y más cuando necesitas el dinero en el momento. Algunas personas asumen los riesgos que pueden generarse a partir de crear la solicitud para adquirir la suma de dinero, sin embargo asumen cualquier costo tan solo por darle respuestas a sus compromiso de manera rápida.

Si estas interesado en adquirir un préstamo urgente te recomendamos que conozcas las diferentes opciones que te brindan las entidades bancarias, para que elijas la mejor y sobre todo no asumas responsabilidades que en un futuro no vas a poder responder.

También puedes asesorarte en las distintas páginas web que existen en la red para que conozcas en detalle las características e incluso los comentarios que pueden dejar otros usuarios que te permitirán tener una visión más amplia del compromiso que vas a adquirir y sobre todo de no asumir riesgos que te pueden traer consecuencias.

Si vas a solicitar un préstamo urgente, es importante que conozcas que la cantidad de intereses que se puede generar suele ser bastante alta, y que en comparación con un crédito convencional terminarás pagando mucho más dinero del que te puedas imaginar. Trata de ser moderado con la suma de dinero que solicitarás para que esto no repercuta gravemente en lo que debes devolver.

Uno de los beneficios que posee el adquirir un préstamo urgente es que la tramitación suele ser bastante rápida. Lo que gusta a muchos es que no se tiene que consignar gran cantidad de documentos para que te puedan aprobar lo que necesitas. No requieres de avales ni de fiadores para que puedas adquirir la suma de dinero.

Si vas a utilizar un préstamo urgente, procura darle buena utilidad, es decir si lo solicitas para salir de algún compromiso muy bien, pero si empiezas a malgastar el dinero en otras cosas y no resuelves lo que primeramente solventarías, al final lo que causaras es más daño financiero, porque terminas endeudándote más de lo que estabas en un principio. Recuerda que para muchos se hace cada vez más difícil el asumir algunas deudas.

Un préstamo urgente puede resolverte los inconvenientes financieros que posees, puedes incluso adquirir bienes que tal vez necesitas, lo importante es que no se cambien el rumbo o el destino del dinero. Si en un primer momento lo solicitaste para comprar algún activo, utilízalo adecuadamente y no desvíes la suma de dinero que te aprobaron en otras cosas.

Esta demás decirte que la responsabilidad y puntualidad es muy importante a la hora de cancelar las cuotas mensuales que te son asignadas. Recuerda que al firmar un contrato, apruebas las condiciones que allí te presentan, así que se cuidadoso porque a la hora de incumplir con algunos parámetros puedes generar una penalización.

Al solicitar un préstamo urgente actúa con astucia y un poco de desconfianza, no creas todo lo que dicen en las páginas de internet, si es posible acércate personalmente a la entidad bancaria.

Recomendaciones para administrar un préstamo urgente:

La administración correcta de un préstamo urgente va mucho más allá de una comprensión general, de un aspecto matemático o económico. Los números en ciertos momentos son difíciles de adaptar a la realidad que se vive diariamente en nuestras vidas, es decir, que el préstamo monetario que posees actualmente se encuentra sujeto a cambios y por lo general está predestinado a un proyecto planificado con anterioridad.

En ocasiones, circunstancias ajenas nos obligan a resolver con el capital monetario que tenemos a la mano, dado a esto, nuestras visiones sufren un cambio drástico en la planificación que teníamos sobre ese préstamo urgente. Por lo cual, la clave está en modificar tu mentalidad financiera. De tal manera, podemos inferir que antes solicitar un préstamo urgente debemos como primer paso crear una planificación concreta, viable y acertada sobre qué es lo que deseamos y para donde vamos con ese proyecto en mente.

En esta oportunidad, vamos a explicar algunos sencillos y efectivos consejos que podrías tomar en cuenta para administrar tu préstamo urgente apropiadamente:

  • Realiza un esquema presupuestal: la base de una correcta administración yace principalmente en tú planificación, en la manera en cómo te organizas, puedes realizar un pequeño esquema en donde especifiques tus ingresos y egresos a nivel mensual, así te darás cuenta de una manera superficial si estás o no apto para poder manejar un préstamo urgente. Recordamos que los créditos poseen condiciones y tienen como eje fundamental el pago oportuno de tú deuda.
  • Ser apto para un préstamo urgente: la manera en que manejes tus finanzas (cuentas bancarias, tarjetas de crédito u otros servicio o productos asociados) dice mucho de ti, tus estados son evaluados por el ente bancario al momento en que decidas adquirir un préstamo, este decidirá posteriormente si eres una persona estable económicamente y capaz de manejar un préstamo urgente.
  • Pagos oportunos: Trata de siempre cancelar tu deuda al momento en que sea facturada, es recomendable que cubras este monto mínimo y parte de los intereses que te han calculado, así, de una u otra forma acelerarás la cancelación en su totalidad del préstamo adquirido
  • Invierte: es siempre recomendable optar por una vía de inversión (negocios, ventas de productos, objetos de producción de corto y largo plazo) estas alternativas te impulsarán a realizar tus pagos siempre de forma oportuna y sin inconvenientes económicos, además de, obtener ganancias que a medida se incrementaran según el avance de ese negocio que decidiste apostar o ese producto que adquiriste.
  • Toma tus precauciones: El hecho de tener un préstamo urgente también te permite comprar o adquirir cualquier tipo de bienes, esos que siempre deseaste tener. Sin embargo, debes mentalizarte y enfocarte en el propósito para el cual te planificaste por tanto tiempo, distribuir de manera equitativa y equilibrada ese préstamo entre las necesidades que tengas es viable, siempre y cuando tus ingresos mensuales superen por lo mínimo el 200% de tus gastos, para de alguna forma compensar todos los gastos que se te han generado.
NO TE PIERDAS...  Préstamo de capital privado