¿Pedir un crédito o un préstamo?

Podría parecer que en Necesito dinero urgente estamos hablando de lo mismo, en realidad, ambos términos tienen en común un factor: que nos prestan dinero. Sin embargo, ambas palabras son completamente diferentes en cuanto a significado. Pedir un préstamo es acudir a una entidad bancaria, solicitar una cantidad fija de dinero y esperar a que ésta sea recibida en nuestra cuenta personal. En este tipo de servicios ya hemos acordado una mensualidad fija que generalmente no variará más y una serie de condiciones e intereses que tampoco lo harán.

Pedir un crédito es algo bastante diferente, ya que no será necesario solicitar un traspaso de ese dinero a nuestra cuenta, sino que la entidad financiera nos concederá una nueva línea de crédito que podremos ir gastando poco a poco, sin necesidad de llegar al máximo establecido. Digamos que contarás con una línea de crédito de 3.000€, aquí podrás ir pagando con tus tarjetas e incluso transfiriendo dinero a tu cuenta, pero no necesariamente hasta llegar a esos 3.000€. Las tarjetas de crédito son precisamente una de las principales herramientas que tenemos para ir sirviéndonos de estos créditos.

Si necesitas dinero urgentemente, te recomendamos que cuentes con un préstamo que te permita disponer de una cantidad fija con unas condiciones de pago flexibles. Mientras que si precisas de un complemento económico durante un plazo medio de tiempo, deberías pedir un crédito, solo por comodidad y para poder regular el dinero que vamos necesitando.

Las ventajas de un crédito son muy interesantes, en tu entidad financiera te podrán ofrecer toda la información de sus servicios y siempre podrás buscar nuevas e interesantes alternativas.

fajo de billetes de 50 euros
Flickr / Images Money bajo licencia CC-by-2.0

Autor: Necesito Dinero Urgente