Microcréditos

El crédito convencional frente al microcrédito

El termino crédito es definido como la operación financiera realizada entre un ente bancario y una persona ya sea jurídica o natural, en donde se le entrega a éste una suma de dinero para un fin específico que debe devolver en un tiempo estipulado con intereses incluidos. Uno de los propósitos de esta operación es cubrir los gastos que puedan generarse y dar un respiro en caso de falta de liquidez.

En el mundo de las finanzas existen distintos tipos de créditos entre éstos: el crédito convencional y el microcrédito. Cuando hablamos del crédito convencional, nos referimos a esa suma de dinero que administra la persona sin importar cual sea su destino. Por ejemplo: ropa, alimentación, escuela, universidad, entre otros.  Ante esto la persona que adquirió el crédito debe pagar a la entidad bancaria un porcentaje de comisiones por el tiempo de pago y la cantidad de dinero que se adquirió.

Cuando hablamos del microcrédito hacemos referencia a la transacción bancaria en donde se le asigna en corto tiempo y sin mucha documentación una suma de dinero al solicitante. En la mayoría de los casos la entidad bancaria evalúa las garantías de pago y a la brevedad posible autorizan la suma acordada.

Ambos créditos permiten valerse de fondos para cumplir un objetivo específico aunque uno sea asignado en un corto plazo sin tantos trámites y el otro sí sea con mayor documentación. En cuanto a los microcréditos en algunos casos son asignados a personas que desean llevar a cabo un tipo de emprendimiento y aún no ha conseguido otros tipos de créditos, recordemos que el microcrédito, también conocido como crédito rápido se caracteriza por la menor gestión y documentación.

En algunos países otorgan los microcréditos a personas que se están iniciando en el ámbito de los negocios, que quieren llevar a cabo sus proyectos y formalizar su emprendimiento. La diferencia entre el microcrédito y el convencional es que mayormente se solicita este dinero para ser invertido en alguna actividad que con el tiempo generará un tipo de ingreso, financia proyectos factibles para que éstos se conviertan en una actividad rentable.

En el caso de los créditos convencionales el dinero está destinado a ser utilizado en consumos y aunque solvente algunas situaciones en el momento, con el tiempo generara pasivos ya que no son utilizados o invertidos para obtener ingresos.

Hoy en día un gran porcentaje de personas a nivel mundial se endeudan con este tipo de créditos, beneficiándose en el momento con lujos, productos, ropa, comida, turismo pero si no existe una administración coherente pueden generarse gastos descontrolados y sobre todo cuentas por pagar elevadas.

Tanto en el crédito convencional como en el microcrédito, se genera una relación de confianza y credibilidad.  No importan sumas, cantidades, riesgos, personas involucradas, en ambas existe una relación de ganar-ganar si por supuesto se le da el uso apropiado al dinero y se actúa táctica y estratégicamente pensando no solo en el presente sino también en el porvenir.

¿Son recomendables los microcréditos?

Los microcréditos son préstamos que realiza una entidad bancaria en un corto periodo de tiempo brindándole la oportunidad al cliente de utilizar el dinero sin importar el fin. En la mayoría de los casos los periodos de amortización duran 60 meses aproximadamente.

Al solicitar este tipo de créditos la gestión es bastante rápida ya que no necesita gran número de documentación, mas sin embargo al pasar los meses se genera intereses que la persona debe ir amortizando para no caer en mayor endeudamiento.

La mayoría de los microcréditos no deben ser justificados ante la entidad bancaria, por el contrario no necesita que el usuario de mayor detalle de lo que desea realizar con el dinero. La rapidez con que aprueban éste tipo de  créditos es bastante corta incluso hasta menor a 48 hrs.

Cuando existe una necesidad de urgencia por conseguir dinero, las personas pueden tomar decisiones erradas que comprometen su estabilidad económica aún más. La facilidad con la que se puede solicitar este tipo de microcréditos, hace que los usuarios se incentiven y se arriesguen muchas veces sin medir las consecuencias de sus actos.

Por medio de la tecnología muchos usuarios con tan solo hacer un clic, pueden caer en este tipo decisiones y pueden contratar fácilmente este tipo de convenios por encontrarse en una situación difícil en el ámbito económico.

En estos casos lo que se recomienda es que los interesados acudan a las distintas entidades bancarias y comparen que les ofrecen cada una y en base a lo que necesitan tomen la mejor decisión a la hora de adquirir prestamos.

Al solicitar un microcrédito el usuario debe por lo menos laborar en algún empleo y percibir un ingreso fijo, esto como garantía de que cumplirá con sus obligaciones crediticias y podrá responder sin mayor esfuerzo con el pago de las cuotas mensuales que se le descontaran.

Un microcrédito presenta muchas veces un porcentaje de interés mayor comparado con otros tipos de créditos y esto se debe al poco tiempo que se invierte para la solicitud y aprobación de dicha gestión.

NO TE PIERDAS...  Microcréditos: ventajas frente al préstamo tradicional

A la hora de solicitar un microcrédito es recomendable comparar las tasas de interés y las ofertas del mercado, de esta manera planificarás lo que puedes gastar y lo que debes destinar al pago de la deuda.

Al solicitar un microcrédito debe existir un grado de compromiso por parte del solicitante para cumplir con la obligación que contrajo y sobre todo que la confianza y la credibilidad no se pierda para que en solicitudes futuras no duden en la aprobación de cualquier financiamiento que éste necesite.

El mayor beneficio de los microcréditos es la brevedad con la que se obtiene el dinero ya que la tramitación no se lleva mucho tiempo, por eso es importante que el acreedor esté preparado para cubrir los gastos y sobre todo que de garantía de que los cancelara sin importar que tan alto sean los intereses que este tipo de crédito pueda generar.

Conoce las características de los microcréditos

Un microcrédito es una transacción bancaria en donde se desembolsa una cantidad de dinero para que el solicitante pueda cubrir el imprevisto o inconveniente que se le presente a la brevedad posible.

Los requisitos y documentos solicitados por el banco son inferiores a los que se podrían solicitar tramitando cualquier otro tipo de crédito, lo que favorece la aprobación efectuándose con mayor rapidez garantizándole al solicitante la entrega del dinero en el menor tiempo posible.

Si hoy decides adquirir esta clase de financiamiento es importante que conozcas las principales características que este tipo de crédito posee:

  • Rapidez en la operación: suelen ser aprobados con mayor prisa, lo que garantiza que se puedan cubrir en la misma medida los imprevistos que se presenten.
  • Se pueden entregar a clientes actuales: es decir se le puede asignar un crédito a personas que ya han trabajo con la entidad bancaria ya que se conoce la reputación y responsabilidad del solicitante.
  • No es necesario justificar la finalidad del dinero: al momento de dirigirse al banco no es necesario que indiques ni justifiques el destino del dinero, ya que por ser un microcrédito no es necesario que de detalles del fin que este tendrá.
  • Ampliación de créditos con el mismo banco: los usuarios o clientes que ya posean algún tipo de crédito y muestren puntualidad y responsabilidad con sus créditos actuales pueden optar por solicitar un microcrédito, ya que se puede ampliar cualquier préstamo que éste posea con la entidad bancaria.
  • Puedes solicitarlo a través de teléfono o internet: hoy en día muchas entidades bancarias utilizan la herramienta de internet para facilitar y agilizar algunos requerimientos. El microcrédito es uno de ellos así que a través de la pagina web o número telefónico del banco puedes solicitarlo.
  • Plazo de devolución: el tiempo de devolución puede ser de 12 meses a 4 años en algunas entidades bancarias.
  • Flexibilidad: al momento de solicitar el microcrédito se puede acordar con el asesor la cantidad aproximada de tiempo en el cual se puede regresar el dinero, con esto se evitará el aumento de los intereses.
  • Aprobación a empleados: los microcréditos son aprobados con mayor facilidad y rapidez cuando es un empleado con nómina quien lo necesita porque se da garantía de que el solicitante podrá cumplir a cabalidad con la obligación que contrajo (aunque sin nómina también pueden conseguirse).

Los microcréditos desde hace uno cuantos años ya vienen formando parte del mundo financiero. Millones de personas han decidido aprovechar esta oportunidad para poder solventar sus imprevistos y algunos para poder llevar a cabo diferentes proyectos.

Al observar las distintas características queda evidenciado que los microcréditos si son utilizados adecuadamente pueden brindar ventajas a los usuarios, pero si los fondos no se administran adecuadamente pueden significar un arma para el bolsillo.

Los aspectos positivos al solicitar los microcréditos son muchos, sin embargo se recomienda evaluar si realmente se necesita el dinero antes de adquirir deudas que perjudiquen las finanzas.

¿Es conveniente adquirir un microcrédito online?

En muchas entidades bancarias a nivel mundial se ha implementado la aprobación de lo que se conoce como microcréditos online, esto con la intención de darles respuestas a aquellos usuarios que por alguna situación específica necesitan del financiamiento de un crédito y no cuentan con gran cantidad de tiempo para esperar por un periodo mayor como el que se necesita cuando se solicita un crédito convencional.

Solicitar los microcréditos online se convierte en conveniente cuando se presentan imprevistos y se desea resolver una situación en corto tiempo, de igual manera cuando no se cuenta con la cantidad de documentación que solicitan en distintas entidades bancarias al solicitar créditos tradicionales.

La garantía que te brinda este tipo de microcréditos online comparados con otros es que no se necesita invertir gran cantidad de tiempo para que puedas solicitarlo y la respuesta suele darse lo más pronto posible.

Muchos bancos han colocado restricciones que imposibilitan que los usuarios puedan cubrir sus necesidades de manera rápida.  Ya sea por el tiempo, por la documentación, por los respaldos, por los avales, entre otros. Por estas y más razones muchas personas acuden a entidades que si aprueban este tipo de microcréditos online que no realizan revisiones exhaustivas para poderlos aprobar.

NO TE PIERDAS...  Préstamos inmediatos: consejos

Los microcréditos online o también conocidos en algunos lugares como créditos personales rápidos, son asignados a personas que cuentan con necesidades en el ámbito financiero lo que impulsa a que éstos busquen propuestas rápidas que le den soluciones a sus problemas económicos.

El tiempo de aprobación de los microcréditos online suele ser de 24 a 48 hrs. Lo que interesa a la entidad bancaria es que posea el solicitante una cuenta para que en la fecha estipulada pueda ser debitado el monto que corresponde. Por eso la importancia de que la persona perciba un ingreso fijo quedando esto como garantía a la hora de responder por el préstamo.

En cuanto a la tasa de intereses el porcentaje suele ser más elevado que en el caso de los créditos convencionales, sobre todo por la rapidez en la que se aprueban. El monto de los intereses va a depender de igual forma de la cantidad que fue aprobada, del banco y del tiempo en el que se va a devolver el monto solicitado.

En caso de incumplir lo acordado con el banco puede ser perjudicial para el solicitante porque la reputación del cliente es evaluada antes de aprobar otro crédito. Las entidades bancarias cuentan hoy en día con una red que permite identificar que tan responsable fue el usuario al cancelar la deuda lo que evidentemente va a incidir en la aprobación de futuros préstamos.

Antes de solicitar un microcrédito online evalúe las condiciones. Usted debe ser quien se plantee si es necesario solicitar un préstamo bancario y si se encuentra apto para responder por el dinero y los intereses que éste pueda generar. Si solicita un microcrédito dele el mayor provecho posible y trate de administrar de la mejor forma el dinero que se le han confiado.

Riesgos de adquirir un microcrédito online

Un pago de una deuda, un viaje, una adquisición de bienes, un evento especial o una emergencia, pueden ser algunas de las razones por las cuales las personas recurren a solicitar un microcrédito.  La principal característica de este tipo de créditos es el poco tiempo que se invierte para solicitarlo y sobre todo para ser aprobado, lo cual permite que los solicitantes puedan solucionar rápidamente la situación que se les pueda presentar.

Sin embargo aunque los microcréditos pueden atraer a millones de personas por la facilidad con la que son gestionados, es importante que también se conozcan los riesgos que se puede presentar al solicitar éste tipo de crédito.

  • Aumenta tus deudas innecesariamente: algunas personas toman decisiones apresuradas en cuanto a éste tema, piensan que solicitando un microcrédito se les resolverá todos sus problemas y no es así. Muchas veces en vez de salir de compromisos lo que se genera es mayor deuda el cual se convierte en un acto perjudicial para las finanzas.
  • Pagarás más de lo que adquiriste en un principio: por su condición de rapidez, las tasas de intereses o comisiones suelen ser más elevadas. En la mayoría de los casos los microcréditos generan intereses muy altos si no se cumple con el pago acordado lo cual puede descuadrar tu economía.
  • Puedes caer en tentaciones: los microcréditos se caracterizan por la poca documentación que se solicita. El banco la mayoría de las veces no requiere explicaciones respecto a la utilidad que se le dará al dinero, esto puede ser un arma de doble filo porque puedes desviar los fondos utilizándolos en cosas innecesarias que con el tiempo lo que harán es que te endeudes de forma descontrolada.
  • El plazo de devolución suele ser muy corto: esto puede ser tomado como una desventaja para algunas personas, porque pueden tener la intención de salir de la deuda pero es un periodo de tiempo más largo. Por ser un microcrédito se debe devolver en poco tiempo y de no cancelarse de esa forma puedes pagar comisiones muy altas por el tiempo de demora.
  • Puedes caer en estafas: con el avance de la tecnología muchas personas recurren a este medio para realizar este tipo de negociaciones. En algunos casos el resultado no es muy favorable porque existen personas inescrupulosas que se aprovechan de la situación de urgencia que presenta el solicitante para realizar estafas o cobrar de más. Así que ¡Mantén tus ojos abiertos! analiza y estudia con quien vas realizar esta transacción.

Son muchos los beneficios que puedes obtener al adquirir microcréditos. Si actúas de manera estratégica y administras correctamente la suma de dinero que te aprobaron, puedes tener mayor control y organización en tus finanzas.

Recuerda que no está mal que nos demos un respiro en algunas ocasiones, pero a veces es necesario que antes de darnos gustos también conozcamos  cuáles son nuestras prioridades y en momentos sacrifiquemos algunas cosas por darle solución y respuestas a otras.