Créditos rápidos

Cuando no es posible acceder a una financiación a través de los tradicionales como el caso de los bancos y las cajas de ahorro, hay una alternativa conveniente que a la que muchas personas recurren para poder solventar sus necesidades más inmediatas: se trata de los créditos rápidos (haz clic aquí si deseas saber cómo pedir uno). A diferencia de los créditos convencionales, todo el proceso de solicitud y concesión del crédito se lleva a cabo directamente desde Internet, con la ventaja de que los requisitos que se piden son mínimos, permitiendo con ello que su concesión se efectué mucho más rápidamente.

Debido a su creciente popularidad a partir de la imposibilidad de acceder a una financiación por métodos tradicionales, en la actualidad es bastante común encontrarnos con muchas empresas financieras que ofrecen créditos rápidos donde la característica distintiva es la rapidez en su concesión y los pocos trámites o documentación que se requiere. Esta operación no es más que una transacción crediticia en donde se trasfiere de manera temporal un determinado bien que suele ser casi siempre dinero.

Si se realiza un análisis del origen de la palabra crédito que proviene del latín credititus el cual significa creer, se observa que este término va de la mano con la palabra confianza. ¿Por qué están entrelazados?, porque para llegar a un acuerdo entre ambas partes debe existir un grado de credibilidad que permita llevar a cabo el proceso y sobre todo que garantice el cumplimiento de la obligación que se contrajo en un inicio. En última instancia, la adquisición de un crédito rápido representa para muchos una solución a los imprevistos que deban resolver en corto tiempo, al igual que inversiones que decidan emprender para poder en el futuro tener una fuente de ingreso generada por los proyectos que llevaron a cabo.

¿Qué son los créditos rápidos?

El término crédito rápido, en el mundo del negocio se conoce como aquel préstamo o financiamiento que se le otorga a una persona o empresa con la intención de mejorar condiciones de vidas sobre todo a aquellos individuos que no poseen recursos. Cuando hablamos del término crédito rápido se hace referencia a la operación financiera o entrega de dinero que se realiza de manera temporal en donde una de las partes se encuentra comprometida a devolver la totalidad del monto inicial más los intereses, que evidentemente presentarán una variación dependiendo de la suma acordada y el tiempo que ha tardado la persona en cancelar el monto total.

El crédito rápido, también conocido como microcrédito en algunos lugares representa una oportunidad para llevar a cabo los distintos proyectos, puede elevar los planes de muchos emprendedores que necesitan de una ayuda en el momento de cumplir cada uno de sus ideas de negocio. Desde hace unos años los créditos rápidos se aplican en muchos países permitiendo elevar millones de propuestas que se han convertido en realidad, por su puesto siguiendo cada una de éstas un proceso de planificación estratégica que garantiza el cumplimiento de sus objetivos a mediano y largo plazo.

A nivel financiero un crédito rápido no solo está diseñado para personas que no tengan algún tipo de recursos, o que no posean un historial crediticio en las distintas entidades bancarias, éste también puede garantizar que millones de personas entre esos un gran porcentaje de mujeres se empoderen de gran variedad de proyectos y sobre todo puedan llevar a cabo cualquier tipo de emprendimiento.

En aquellos países en donde existe una elevada crisis, muchas entidades bancarias han decidido no seguirlo concediendo, no solo por la situación económica que presentan sino también porque más allá de ser un préstamo que realizan, en cuanto a sus ganancias  los  créditos rápidos no los favorecen por las condiciones preferenciales que poseen este tipo de convenios.

La opción del crédito rápido evidentemente representa una gran ayuda para aquellas personas que de una alguna forman desean cancelar algunas deudas y sobre todo cuando se desea dar inicio a un plan en donde casi siempre llevar a cabo suele ser cuesta arriba. Los créditos rápidos pueden hacer la diferencia a la hora de construir las bases de un negocio y sobre todo puede impulsar grandes propuestas que con el pasar de los años se convierte en proyectos poderosos.

Consejos para conseguir un crédito rápido

Cuando hablamos de créditos rápidos, hacemos referencia a la operación efectuada entre dos partes en donde una de ellas puede llevar a cabo sus proyectos con el dinero que le han facilitado y luego de eso debe devolverlo con un porcentaje de interés que se calcula por la cantidad y el tiempo que ha durado la transacción.  Por ser cortos, habitualmente se les asignan a personas que en la mayoría de las veces desean emprender un plan pero no cuentan con recursos para comenzar.

Si eres uno de ellos y tienes un plan en mente aquí te dejamos 5 consejos para conseguir un crédito rápido: 

  • Conserva tu espíritu emprendedor: para alcanzar cada uno de tus sueños debes tener una visión clara y real de lo que quieres conseguir. ¡No te limites!, ¡Arriésgate!, si desarrollas un proyecto con temor y no piensas en grande será complicado que des inicio a tus planes, así que mantén el espíritu de superación para que desde el comienzo exista el ánimo suficiente y así no coloques limitaciones a la hora de solicitar un crédito rápido.
  • Diseña un plan alcanzable: en el momento de la planificación es indispensable evaluar los distintos factores que pueden favorecer y afectar el plan, identifica las fortalezas que te facilitaran el trabajo y las debilidades que deben mejorar para que así al momento de solicitar un crédito rápido, presentes ante la entidad financiera un proyecto que sea factible y que garantice que será exitoso en el futuro.
  • Permite que el banco conozca la situación real: al solicitar un crédito rápido se debe ser los suficientemente trasparente y claro con la entidad bancaria, porque cualquier detalle que se omita o se oculte tarde o temprano se descubrirá. Es necesario que se conozca en detalle el modelo de la empresa y como se ejecutan cada una de las funciones internamente, por eso la importancia de una buena estructuración y jerarquización que denote la organización y planificación que se diseño desde sus inicios.
  • Identifica el motivo por el cual se solicita el préstamo: para esto debes mantener claros los objetivos, es decir trata de no asumir una deuda por una situación personal o porque presentas una necesidad muy fuerte que hace que adquieras una deuda más. Si invertirás en un negocio debes pensar fríamente y antes de dar cualquier paso, es importante analizar que tan beneficioso o perjudicial puede ser adquirir una responsabilidad de esta índole. Adquirir un crédito rápido no resta importancia a la hora de cumplir con tus obligaciones.
  • Programa tus futuros ingresos: antes de solicitar un crédito rápido, debes tener en cuenta cuáles son tus deudas y tus ingresos, es decir evalúa cuál es tu capacidad de pago, porque esto garantizará que a la hora de adquirir el préstamo puedas cumplir de manera oportuna con el pago de la deuda y al mismo tiempo adquieras prestigio, confianza y mayor credibilidad crediticia lo que te dará la posibilidad de ir aumento tus créditos considerablemente en el futuro.
NO TE PIERDAS...  Minipréstamos urgentes: ¿qué son?

Ventajas y desventajas de los créditos rápidos

La modalidad de los créditos rápidos cada día cobra auge a nivel mundial, lo que ha permitido que personas accedan a un modelo de financiación que les ofrece a diferencia de un crédito tradicional muchos beneficios pero también puede ser un arma de doble filo, que en vez de llevar a cabo un proyecto puede deshacer los planes ideados si no se le da utilidad adecuada.

Por esta razón te presentamos las ventajas y desventajas de obtener un crédito rápido:

Ventajas:

  • En algunos países del mundo son asignados este tipo de créditos en zonas donde carecen de recursos, esto permite que la comunidad pueda trabajar en equipo y así conseguir infinidades de beneficios para el mejoramiento de un sector en específico.
  • Se pueden formar empresas familiares o aún mejor, permitir consolidar proyectos familiares que con el futuro podrían convertirse en grandes negocios que los une por su condición de familia y al mismo tiempo les puede brindar un mejoramiento económico.
  • Para solicitar los créditos rápidos no se necesitan avales ni gran cantidad de papeleo, el proceso radica en la confianza que se le brinda al solicitante y la responsabilidad de éste para responder por la deuda.
  • Las condiciones de financiación son muy buenas para muchos, ya que la tasa de interés en los créditos rápidos es mínima esto hace que la persona sienta mayor motivación para adquirir la obligación porque no tendrá que pagar más de lo estipulado.
  • Mayor comodidad en cuanto a las cuotas acordadas, por ser montos pequeños se le hace más llevadero el pago del financiamiento y no asume cantidades exorbitantes que después se le haga complicado cancelar.
  • En algunos casos en donde fallece el titular del crédito, se anula automáticamente la deuda para no traspasárselas a los familiares dejándoles un compromiso que tal vez no puedan cancelar.

Desventajas:

  • Puede generarse un sobreendeudamiento porque algunas personas utilizan el crédito rápido como trampolín para solicitar otros créditos y esto lo que hace es que la persona obtenga más deudas que tal vez se le haga cuesta arriba pagar.
  • Los créditos rápidos que mayormente se aprueban son montos bastante reducidos en comparación con otros créditos, lo que puede afectar al momento de la inversión, sin embargo es ideal que el solicitante sepa administrar sus finanzas para que le dé el mayor provecho posible aunque no sea un monto representativo.
  • Si el cliente se retrasa en alguna de las cuotas se le va acumulando su deuda, por consiguiente al cancelar en su fecha respectiva se le cobra el monto que le corresponde más el que acumulo.
  • Otra acción perjudicial que se puede presentar es que el crédito rápido que se aprobó sea utilizado en un propósito contrario al principal, es decir que los fondos sean invertidos en otras acciones lo que al final puede generar que el cliente no responda a cabalidad con la obligación que contrajo porque no utilizó los fondos en lo que se planteo ante el banco.

Ofertas de los mejores créditos rápidos

A continuación les hablamos un poco acerca de los créditos rápidos más populares en el mercado.

Kyzoo

Los créditos rápidos de Kyzoo están disponibles a través de su web oficial donde las personas pueden acceder a un crédito rápido de hasta 3.000€ en solamente 12 minutos. El procedimiento que se debe seguir para hacer la solicitud del crédito inicia accediendo al sitio y personalizando el préstamo, es decir, elegir la cantidad y el plazo de devolución.

A continuación es necesario rellenar la solicitud del crédito online proporcionando datos personales y financieros para después escoger el crédito que más convenga en función de la oferta que realice la empresa. Si la persona acepta la cantidad, este dinero es transferido inmediatamente tras su evaluación que no lleva más de 12 minutos. Hay que decir que el importe mínimo de estos créditos rápidos es de 300€ y las cuotas máximas son de 24.

Sucredito.es

Con esta empresa también puedes conseguir créditos rápidos online y en muy poco tiempo, sin embargo y a diferencia de la opción anterior, el importe máximo al que puedes acceder es de 500€. La duración del crédito es de 30 días y si por ejemplo, solicitas el máximo, la cantidad a devolver a plazo de 30 días es de 600€. Lo interesante de este crédito es que no requiere de aval o cualquier otra garantía, incluso no importa si la persona aparece en los listados de la ASNEF, igualmente puede solicitar su crédito y acceder a la financiación.

NO TE PIERDAS...  Cuándo sí y cuándo no pedir un préstamo

Lo único que se tiene que hacer es completar el proceso de solicitud del crédito que consiste en tres pasos comenzando con el rellenado de un pequeño formulario donde se deben introducir los datos personales como el caso del DNI/NIE, los nombres, fecha de nacimiento, una dirección de correo electrónico y un número de teléfono móvil.

Dispon.es

Con esta empresa crediticia puedes solicitar créditos rápidos que van desde los 50€ hasta los 300€; el plazo máximo de devolución es de 69 días. Las personas pueden comprobar en tiempo real cual es el montón total que deberán devolver en función de la cantidad requerida y el plazo de devolución. Por ejemplo, si se solicita un crédito rápido de 300€ a 34 días, la cantidad a regresar es de 305€, es decir, el costo asociado del crédito es de solamente 5€, sin embargo esto solo aplica para el primer préstamo.

OKMoney

Para terminar tenemos otro de los créditos rápidos populares que en este caso nos permite acceder a una financiación de hasta 750€ con un plazo máximo de devolución de 30 días. Para solicitar el crédito no se requiere de un aval o historial crediticio, simplemente se tiene que rellenar la solicitud del crédito y esperar su aprobación. Tomando de ejemplo la TAE para un importe de 250€ más 87€ de honorarios, la cantidad a devolver es de 337€.

 

Créditos rápidos: ¿una buena opción?

Preguntas como: ¿solucionaré imprevistos con un préstamo rápido? ¿Vale la pena asumir una deuda más para salir de otra? ¿Será interminable la deuda que debo cancelar? Estás preguntas y otras son las que se formulan miles de personas antes de adquirir un crédito rápido.

Existen gran variedad de empresas que transmiten a través de sus publicaciones que éste tipo de créditos es bastante favorables y que son más las ventajas que te pueden ofrecer, sin embargo para nadie es un secreto que adquirir una deuda de este tipo también puede traer consecuencias a tus finanzas sino son bien destinados o administrados.

La garantía que tienen los créditos rápidos es la brevedad con que se tramitan y que no necesitas de gran documentación o avales para poder adquirirlos. Esto puede significar una ayuda si se te presenta cualquier situación económica que debas solucionar rápidamente.

Los créditos rápidos cada vez más toman mayor importancia, porque en diferentes países se presentan situaciones económicas bastantes sensibles que con el tiempo terminan afectando el bolsillo de algunas personas. Por eso han surgido y han sido utilizados los créditos rápidos con el fin de entregarle de manera breve y sencilla el monto de dinero que la persona necesita.

Muchas entidades bancarias se niegan a aprobarles créditos tradicionales a algunos solicitantes por no cumplir con algunos requisitos, por no tener buen historial crediticio, o por que no cuentan con un fiador.  A diferencia de los créditos convencionales, los créditos rápidos son bastantes prácticos en ese sentido ya que el usuario no necesita consignar gran cantidad de documentos para que le pueda ser aprobado.

Aunque los créditos rápidos puedan ayudarte a resolver algunos compromisos es importante que conozcas la taza de intereses que éstos pueden generar, ya que por ser aprobados de manera rápida y sin realizar un proceso tan largo, los intereses que se pueden generar suelen ser bastante altos en comparación con los créditos convencionales.

Antes de tu decidir si es una buena opción adquirirlos, es importante que investigues y te informes de cuáles son los beneficios que te ofrece cada entidad bancaria para que coloques en una balanza cual te ofrece mejor garantía y con cual te puedas ver menos afectado.  Si ingresas en las distintas páginas web, encontrarás miles de propuestas que te pueden animar a solicitarlo, sin embargo sé cuidadoso al elegir el de tu preferencia.

Un crédito rápido se convierte en una buena opción, cuando estudias detalladamente cual te puede convenir y sobre todo si el dinero que te asignaron será utilizado por una buena causa. No vale la pena asumir más deudas y poner en riesgo tus finanzas solo por complacer algún capricho, o por darte algún lujo de algo que quería desde hace un tiempo.