Créditos de dinero urgente

Dinero rápido, fácil y sin grandes obstáculos: con esas palabras tratan las financieras de captar clientes a través de préstamos rápidos en nuestro país. Créditos de cantidades pequeñas (600 euros de medio) que se otorgan en tan solo unos pocos minutos tras una rápida tramitación a través del teléfono o por Internet. Los obstáculos a la financiación que imponen actualmente bancos y cajas de ahorros de toda la vida hacen que no sean pocos los que recurren a empresas de capital privado, que han experimentado un crecimiento importante en nuestro país en los últimos años. Desde esta página queremos decirle a nuestros visitantes que tengan cuidado. Estos préstamos de dinero rápido no son en todas las ocasiones la solución óptima a nuestros problemas financieros.

Características de los créditos urgentes

Sin avales, por Internet o por teléfono móvil, y al instante. Por regla general, estas suelen ser las características típicas de un crédito urgente. Los préstamos de sumas reducidas orbitan generalmente en torno a los 400 euros. Ahpra bien, algunas empresas financieras aumentan la suma hasta los 600-1000 euros, con plazos de devolución que podrán ir desde las 24 horas hasta los 30-60 días. Hay que reseñar que se suscriben y seleccionan telemáticamente. Al no resultar necesario el envío de documentos justificativos, su aprobación o rechazo no suele tardar demasiado. Las empresas que conceden créditos urgentes, por lo general, no suelen ser excesivamente rígidas para exigir condiciones para concederlos, por lo que la mayoría de las solicitudes terminan con el visto bueno de la entidad.

Requisitos para pedir un crédito rápido

  • Ser mayor de 21 años de edad.
  • Estar en posesión de una cuenta bancaria y de una tarjeta bancaria relacionada.
  • No aparecer listado en ficheros como ASNEF, RAI, etc.
  • No se exige presentación de domiciliaciones bancarias (recibos).
  • No se exigen garantías avalísticas
  • No se exige disponer de una nómina
  • Se pueden conseguir en condiciones desfavorables (como estando desempleado).
  • Algunas financieras piden que el solicitante  tenga a su nombre una línea de telefonía móvil.

A continuación, analizaremos el funcionamiento de las empresas de crédito que se dedican a la concesión de préstamos de dinero urgente. Generalmente, son empresas fiables, pero hay que prestar especial atención, ya que algunas tienen condiciones engañosas o leoninas en sus créditos. Por suerte, hay diversos instrumentos que sirven para brindarle petición al demandante de crédito.

Sopese los aspectos detallados a continuación antes de pedir uno de estos créditos rápidos

a) Las empresas que ofrecen esta clásica de créditos de dinero urgente  (Vivus, OK Money, etc.) son compañías de capital privado (no son ni bancos ni cajas de ahorros al uso). Por este motivo, no tienen necesidad de estar sujetas a vigilancia por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores ni del Banco de España. Pero tranquilidad: sí que están obligadas a registrarse y a regirse por la legislación vigente del Registro Mercantil.

NOTA IMPORTANTE: Estas empresas formadas por capital privado no son financieras tipo Cofidis (compañías de préstamo rápido), sino que se trata de empresas de capital privado.  Hay que tener en cuenta también que un crédito mini no es lo mismo que un crédito de dinero urgente.

Los micro préstamos son préstamos reducidos con intereses pequeños (menores a los de los típicos créditos de consumo, con unas cuotas y unos plazos de carencia que posibilitan una reintegro del dinero de manera más asequible). Los microcréditos suelen ser dados por las cajas de ahorro de toda la vida con el objetivo de facilitar la emancipación social (tales como iniciativas emprendedoras, etc.). Para no llevarse decepciones, recuerde las diferencias existentes entre estos productos financieros para no llevarse sorpresas desagradables.

b) La tasa de interés de los créditos rápidos tienden a ser considerablemente elevadas. No debe olvidar que estas compañías pueden llegar a cobrar un 35-45 % sobre el total solicitado (aunque, por lo general, solemos hablar de un 15-30 %). ¡Lea bien la letra pequeña para no llevarse sustos! Los créditos de dinero urgente presentan las mayores tasas de interés del sector (se supera con frecuencia el 9 % de media de las cajas de ahorro).

NO TE PIERDAS...  Préstamos online inmediatos

c) No descuide los plazos para devolver estos préstamos rápidos: con plazos tan breves como 50 días como tope, hay que saber a ciencia cierta que se podrá afrontar el dinero debido en el plazo acordado, aunque sea tan breve.

d) En caso de que se produzca un pago no abonado, te verás en una situación delicada: las cláusulas de penalización por impago se encuentran en torno al 20-30 % (es decir, hablamos de un aumento geométrico de la propia deuda en sí). Cabe destacar también que, si no se abona el pago de las cuotas en su momento, engrosará la lista de los ficheros de morosos ASNEF o RAI.

Así, a grandes rasgos, estos son los riesgos de los créditos rápidos. En consecuencia, es altamente aconsejable recurrir solo a estos préstamos en momentos puntuales en los que carezca de dinero, estando plenamente convencido de poder afrontar el reembolso dentro de las exigencias de pago acordadas. Haga clic aquí para saber cuándo sí y cuándo no pedir un crédito de estas características.